Feeds:
Posts
Comments

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Este anuncio tiene un importante componente cómico e irónico. Se satiriza la posible muerte y posterior subida al cielo de George Clooney. En este spot predominan los primeros planos y los planos detalle, sobre todo al principio del anuncio, cuando George Clooney se encuentra en la tienda de café. De esta manera se intensifica el acercamiento tanto al actor como al café que está consumiendo.

A la salida de la tienda el piano que cae desde la azotea del edificio es enfocado en un contrapicado que acentúa la altura desde la que cae. Acto seguido se enfoca en un picado la cara de sorpresa de George Clooney. Después aparece el famoso actor subiendo las escaleras al cielo. John Malkovich representa a San Pedro, que está esperando a George Clooney a las puertas del cielo. El ambiente es luminoso y ambos están rodeados de nubes. Se crea así una sensación de tranquilidad y abstracción.

El componente cómico alcanza su máximo cuando John Malkovich le propone el trato a George Clooney para que este se libre de morir. Este trato está marcado por los planos detalle y por la guía de las miradas gracias al enfoque de la cámara. El encuentro entre ambos actores deja al espectador con una sonrisa, ya que ambos consiguen aportar un toque original y divertido al anuncio.

Tras el trato George Clooney vuelve a aparecer en la puerta de la tienda y parece sorprendido por no llevar nada entre las manos. Se vuelve para entrar al comercio y mientras el piano de cola cae a sus espaldas desde el último piso. Se consigue así el efecto último de ironía que pretende conseguir el anuncio. Gracias a la elección de los dos actores y al original guión del anuncio el espectador consigue retener este anuncio en su memoria sin dificultad.

Advertisements

Read Full Post »

El anuncio tiene cierta carga irónica que está presente sobre todo al final del mismo. El comienzo del anuncio es muy significativo debido a su falta de música y al suspiro cansado y sentido del hombre que entra en el ascensor. Tras este suspiro comienza la música y este hombre se transforma en un niño de apenas cinco años.

Se representa un día normal en la oficina, pero desde el punto de vista de un niño pequeño. Él tiene toda libertad para actuar sin los protocolos sociales y las convenciones establecidas en la oficina. Durante todo el día el niño se dedica a jugar, tirar y esparcir los papeles de la oficina y a escandalizar a los demás trabajadores en las reuniones.

Los decorados son grisáceos y de tonos claros, lo que evoca una sensación de impersonalidad y falta de individualidad. El niño rompe con este ambiente y crea un contraste con la frialdad de la oficina. Este contraste se identifica con el coche que se anuncia, ya que el espectador lo considera como el elemento que rompe su rutina.

El final del anuncio resulta realmente irónico. La salida de los trabajadores de la oficina recuerda, gracias a la música, al final de un día de colegio. El niño llega al coche que se anuncia y al subirse al asiento del conductor apenas le llegan los ojos al volante. Después aparece el niño junto al coche y el enfoque utilizado realza la grandeza del coche y empequeñece al niño notablemente.

La voz en off que aparece al final del anuncio y advierte al espectador de que es necesario tener cuidado con lo que se desea, deja al espectador con una sonrisa. Este último comentario realza el tono irónico del anuncio y permite al espectador desear el coche aún con más intensidad, ya que el anuncio va dirigido a personas adultas que ya poseen el carnet de conducir.

Read Full Post »

Este anuncio comienza con el aterrizaje de una estrella fugaz en la tierra. Esta estrella se convierte en un hombre, que a su vez se multiplica. Es la personificación de la suerte. El hombre comienza su camino y a partir de ese momento se desarrolla el anuncio en diferentes espacios.

El hombre atrae la buena suerte y parece tener la capacidad de mejorar las cosas que hay a su alrededor. Todo el anuncio está filmado en blanco y negro. Solo cuando este hombre se acerca, la imagen adopta color y todo adquiere una connotación positiva y feliz.

A lo largo de todo el anuncio se alternan planos de las personas a las que la suerte ayuda y planos de la propia suerte personificada. El anuncio toma color cuando las distintas personas sacan su billete de la lotería y se muestra así la ilusión que han depositado en la lotería.

El anuncio está ambientado aproximadamente en los años cuarenta del siglo pasado. Esta ambientación se encuentra al unísono con el blanco y negro del anuncio. La música realza las sensaciones que evocan las imágenes. Hay un cambio de música cuando aparece una mujer esperando en un puerto a su marido. Este cambio resulta más emotivo y se crea así un acercamiento al espectador gracias a los cambios musicales.

Read Full Post »

Este anuncio se basa en la constante contraposición. Continuamente se contrastan acciones y sucesos nefastos con otros eventos positivos y llenos de felicidad y esperanza. Primero se presentan los sucesos negativos y el contraste se muestra después, para remarcar la idea de esperanza e ilusión.

Es un anuncio un tanto demagogo, que no obstante, deja al espectador con un buen sabor de boca y una sensación de esperanza y bienestar. Las imágenes con connotación negativa siempre aparecen presentadas por un mensaje explicativo que termina en puntos suspensivos y acto seguido se muestran las imágenes contrastantes, por su aspecto positivo, también con un mensaje explicativo.

La música que acompaña al anuncio y el coro formado por niños potencia el sentido emotivo del anuncio. Crea una sensación de espontaneidad y permite una mayor identificación del público con el anuncio. Se acude a primeros planos, de los niños principalmente, para despertar la emotividad y acercar el mensaje del anuncio al espectador.

Durante todo el anuncio se intercalan las imágenes del coro de niños con las imágenes de los sucesos tanto negativos como positivos. De esta manera se refuerza la conexión entre la música y el mensaje del anuncio. A la mitad del anuncio se añaden instrumentos a la música y el ritmo adquiere más movimiento, por lo que el espectador recibe mayor motivación para ver el anuncio. Además, el anuncio dice estar basado en un estudio realizado en 2010 y aumenta la credibilidad y convence más al espectador.

Read Full Post »

Anuncio Audi A8

Este anuncio hace referencia a un síndrome conocido como el síndrome “Stendhal”. Según cuenta el anuncio este síndrome se caracteriza por la dificultad de algunas personas de situarse ante una obra de arte, dado que no son capaces de soportar la visión de la perfección. A lo largo de todo el anuncio se muestran coches vacíos con la puerta abierta como dando a entender que los pasajeros han sufrido este síndrome y no han podido soportar la perfección del automóvil.

Los tonos oscuros que impregnan el anuncio realzan este ambiente de misterio y enigma. La oscuridad parece acercar al espectador a lo sublime. Casi todos los coches son mostrados en un lugar poco iluminado y en horas nocturnas. Alguno incluso aparece en un bosque o en la nieve, lo que enfatiza esta idea romántica (en el sentido de la época del romanticismo) del síndrome de Stendhal.

La voz en off, grave y cálida, que acompaña y explica las imágenes crea un ambiente tranquilo y llega al espectador de forma agradable sin chocar con las imágenes en ningún momento. Se trata de una voz que enlaza y  conduce las imágenes que aparecen casi siempre en un travelling o zoom de la cámara.

La música de violín acentúa también las sensaciones que evoca el anuncio. El motivo del violín se repite prácticamente sin cambios durante casi todo el anuncio. Solo al final, una vez que aparece la frase “a veces la perfección resulta difícil de soportar”, el ritmo se acelera y podemos apreciar un crescendo que deja al espectador con la impresión de escasez. El espectador se queda con ganas de volver a ver el anuncio.

Este spot consigue que el espectador reflexione acerca de su contenido debido a la originalidad con que está creado. La comparación metafórica del coche que se anuncia con la catedral de la que tuvo que salirse Stendhal está latente en todo el anuncio. El espectador termina por relacionar el síndrome de Stendhal con el coche del anuncio.

Read Full Post »

Spot IKEA

Spot IKEA:

En este anuncio se presentan varias parejas amueblando las casas en las que van a vivir juntos. Se muestra un ambiente desenfadado e íntimo en cada una de las casas. Todos los espacios tienen bastante luminosidad y dan así una sensación positiva y confortable. La canción del spot acompaña a la perfección las imágenes que se presentan debido a su tempo calmado a y su letra llena de emotividad y sentimientos.

 Se hacen planos detalle y primeros planos que aumentan la identificación del espectador con las personas que aparecen en el spot publicitario. Al principio se enfoca un primer plano de una chica que parece estar esperando a su novio, más tarde se enfocan las piernas de alguien que camina en calcetines estampados por la habitación. Un poco más adelante se muestra a alguien tirando objetos de colores en un cajón y a otra persona colocando un nuevo reloj en un mueble que ya tenía otro reloj solo. Estos detalles enfatizan la positividad de la mudanza.

 La persona que se muda aporta color, luminosidad y confianza a la casa. A mitad del anuncio aparece una pareja de unos cincuenta años jugando con un perro alrededor de la cama. La escena termina en un tierno abrazo con un primer plano en movimiento de ambos sonriendo. Tras ese abrazo aparece la imagen de un cajón vacío y acto seguido el mismo cajón lleno de maquillajes, cremas y demás accesorios. Con este cambio se vuelve a mostrar la idea de vivir en pareja y cómo eso llena el vacío que había anteriormente en esa casa.

 Con el final de la canción aparece un plano muy significativo en el que se ve a un hombre solo mirándose al espejo. Poco después le abraza una mujer y la imagen queda levemente descentrada para dar la impresión de espontaneidad y desenfado. Con la voz en off del final se ve a una pareja en un dormitorio lleno de cajas de mudanza bailando y disfrutando de su nueva vida en pareja.

 Ikea quiere ser identificada con la idea de felicidad, de amor, de unión. Todo en su anuncio está destinado a la positividad. Ikea pretende que todas estas sensaciones tan agradables sean inmediatamente identificadas con su marca, aunque sea de forma inconsciente. Tanto la música como las imágenes calan al espectador por su emotividad y por la sensación de espontaneidad.

Read Full Post »

Presentación

La publicidad es una ilusión. Es la ilusión de la felicidad.

Desde sus comienzos los medios de comunicación se han financiado principalmente de la publicidad. Con el tiempo la publicidad se ha especializado, renovado y asentado. Los anuncios conocen su lugar óptimo e intentan adaptarse a él lo mejor posible. Cada producto tiene su franja horaria y su público concreto.

 Los anuncios se han vuelto cotidianos y parecen haber perdido la importancia que tenían antaño. Por ello muchas empresas intentan innovar y diferenciarse del resto. Los medios de comunicación ayudan a estas empresas en su conato mediante la cesión de ciertos espacios para la publicidad.

 La publicidad es también una forma de periodismo, una forma de comunicación. El uso correcto de cada palabra, la selección de cada foto y aquello que la publicidad consigue transmitir son aspectos en los que trabajan tanto periodistas como publicistas y diseñadores gráficos.

 Este blog estará dedicado al análisis de ciertos anuncios que llaman la atención por su originalidad o efecto sobre el espectador. Habrá una focalización en los aspectos de la producción del anuncio, de su valor periodístico, del lenguaje utilizado y de la composición audiovisual que aparezca.

Read Full Post »